Absorción y biodisponibilidad del hierro liposomado

Absorción del hierro liposomado

El hierro contenido en Fisiogen Ferro® y Fisiogen Ferro Forte®, pirofosfato férrico, se encuentra recubierto por un liposoma formado por una doble capa de fosfolípidos con un elevado contenido en lecitina. La sofisticada tecnología que permite englobar al hierro en fosfolípidos naturales confiere una elevada estabilidad al liposoma y le permite atravesar la barrera ácida gástrica, alcanzando prácticamente indemne el intestino delgado y evitando el efecto pro-oxidante de otras sales de hierro. Una vez allí, el liposoma y el hierro que contiene, es absorbido íntegramente a través de las células M intestinales. Las células M, pertenecen al sistema inmunitario intestinal(1) y su función principal es la de la absorción de antígenos y macromoléculas desde la luz gastrointestinal hasta la región vasolateral rica en linfocitos y otras células inmunes(2). Las células M mediante un proceso de endocitosis pueden transportar antígenos presentes en la luz intestinal con una casi nula degradación enzimática, debido a su bajo contenido en lisosima, permitiendo su liberación sin modificación al torrente linfático(3). Esta absorción diferencial del hierro liposomado le confiere una elevada disponibilidad y permite su liberación directamente en el hígado, sorteando las dificultades que otras sales de hierro presentan en su absorción a través del enterocito y sus transportadores. Asimismo, la protección liposomada permite evitar la aparición de los efectos secundarios clásicos del tratamiento con otras sales de hierro permitiendo a este elemento superar indemne el entorno gástrico para ser absorbido directamente en el intestino.

El liposoma y el hierro que contiene, es absorbido íntegramente a través de las células M intestinales.

La protección liposomada permite evitar la aparición de los efectos secundarios clásicos del tratamiento con otras sales orales de hierro permitiendo a este elemento superar indemne el entorno gástrico para ser absorbido directamente en el intestino.

Figura 1: Proceso de absorción del hierro liposomado mediante endocitosis a través de las células M intestinales. El hierro liposomado es transportado por el torrente linfático hasta el hígado, donde el liposoma es degradado y el hierro pirofosfato liberado.

La absorción diferencial del hierro liposomado le confiere una elevada disponibilidad y permite su liberación directamente en el hígado, sorteando las dificultades que otras sales orales de hierro presentan en su absorción a través del enterocito y sus transportadores. Asimismo, la protección liposomada permite evitar la aparición de los efectos secundarios.

Biodisponibilidad del pirofosfato férrico liposomado

La absorción y biodisponibilidad del pirofosfato férrico liposomado con respecto a las demás sales de hierro, comúnmente utilizadas en la formulación de productos comercializados, fue evaluada en un modelo animal. Los resultados obtenidos a partir de todos los estudios muestran una absorción y una biodisponibilidad significativamente mayor del hierro liposomado con respecto a los demás tipos de hierro utilizados en la comparativa.

La absorción del hierro liposomado es 3,5 veces mayor con respecto al pirofosfato de hierro libre, 2,7 veces mayor con respecto al sulfato ferroso y 4,1 veces mayor con respecto al hierro gluconato

Diseño del estudio
Se administraron 10 mg/kg de hierro liposomado, sulfato ferroso, pirofosfato de hierro, gluconato de hierro, y carboximetilcelulosa (empleada como control) a tres grupos de ratas con un peso comprendido entre 230-250 g. Tras la administración oral de hierro, se centrifugó lasangre obtenida de las ratas y se sometió a espectrometría de absorción atómica para evaluar su biodisponibilidad y absorción.

El pirofosfato férrico liposomado contenido en Fisiogen Ferro® y Fisiogen Ferro Forte® es bien tolerado, se absorbe completamente y es altamente biodisponible, siendo útil en el tratamiento de los estados carenciales por déficit de hierro leves o para cubrir las carencias de hierro debidas a patologías de mayor severidad

Resultados
Los resultados, representados gráficamente, demostraron que gracias a su tecnología liposomada, la absorción del hierro liposomado es 3,5 veces mayor con respecto al pirofosfato de hierro libre (figura 2), 2,7 veces mayor con respecto al sulfato ferroso (figura 3) y 4,1 veces mayor con respecto al hierro gluconato (figura 4). La concentración plasmática del hierro liposomado demostró ser máxima tras dos horas desde su ingesta. El pirofosfato férrico liposomado contenido en Fisiogen Ferro® y Fisiogen Ferro Forte® es bien tolerado, se absorbe completamente y es altamente biodisponible, siendo útil en el tratamiento de anemias ferropénicas leves o para cubrir las carencias de hierro debidas a patologías de mayor severidad.

Figura 2: Pirofosfato férrico liposomado versus Pirofosfato férrico libre

Figura 3: Pirofosfato férrico liposomado versus Sulfato ferroso

Figura 4: Pirofosfato férrico liposomado versus Hierro gluconato

Referencias:
1. Alpan O. et al. The Role of dendritic cells, and M cells in gut-oriented immune responses. J Immunol 2001; 166: 4843-4852.
2. Miller H. et al. Intestinal M cells: The fallible sentinels? World J Gastroenterol 2007; 13 (10) 1477-1486.
3. Clark MA. Exploiting M cells for drug and vaccine delivery. Advanced Drug Delivery Reviews 2001; 50: 81-106.


Ver vídeo absorción hierro oral liposomado



Información de © | Condiciones de uso | Política de privacidad | Política de cookies | Información sobre la empresa | Mapa Web | Correo electrónico
Zambon S.A.U. - © 2017. Todos los derechos reservados
Zambon S.A.U. | Polígono Can Bernardes Subirà C/ Maresme, nº5 | 08130 Santa Perpètua de Mogoda | Barcelona | tel. +34 93 544 64 00